VIH y profilaxis pre-exposición. Por qué deberíamos alegrarnos y por qué no.

Te dejamos este vídeo en inglés acerca del tema, la traducción la encontrarás en el texto que está abajo.

Virolo.J. HIV and PrEP breakthrough. Why you shouldn’t and should be excited. YouTube. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=sdekONd_Cog 2015.

Recientemente, puedes haberte encontrado con algunos titulares hablando cómo una inyección dada una sola una vez mostró dar un 100% de protección contra el VIH y aunque esto es interesante, algunos de estos titulares son engañosos, así que quise hacer este vídeo acerca de qué fue lo que hicieron estos estudios que no fue mostrado.

Probablemente hayas escuchado sobre la profilaxis pre-exposición o (PrEP) la idea es dar medicamentos anti-VIH a personas sanas antes de que sean expuestas al virus; el medicamento está en el cuerpo todo el tiempo, actúan sobre el virus que llega y bloquean la infección. Se demostró en 2010 que esta idea en realidad funciona; hombres que tienen sexo con hombres tomando medicamentos anti-VIH tienen 44% menos probabilidad de adquirir la infección que los hombres tomando placebo, pero otro hallazgo importante fue que hubo menos infecciones en aquellos hombres que tomaban el medicamento todos los días comparados con aquellos que no lo hicieron.

¿Pero quién quiere tomar medicamentos todos los días? Especialmente cuando pueden causarte náuseas o dolor de cabeza, ¿qué pasa si olvidas tomar un día el medicamento o vas en un viaje y olvidas llevar las pastillas contigo? Algunos de estos problemas los enfrentan las mujeres que toman anticonceptivos orales, pero hoy en día las mujeres pueden adquirir un implante anticonceptivo, un pequeño dispositivo insertado bajo la piel que libera hormonas de forma lenta en el tiempo para que no tengan que recordar tomar las pastillas todos los días, ¿ves hacia dónde vamos?

¿Qué pasaría si las personas pudiesen tener un implante que libere un medicamento anti-VIH de forma lenta por un largo período de tiempo para protegerlos de la infección?. Los titulares que mencioné anteriormente están relacionados con estudios que hicieron esta prueba en monos; usaron un nuevo medicamento anti-VIH llamado Cabotegravir y una vez al mes inyectaron a algunos animales con una presentación de liberación lenta, mientras otros animales recibieron placebo (una solución similar pero que no contiene los antivirales). Una semana después de la primera dosis, los investigadores usaron una solución con un virus similar al VIH para simular eyaculaciones en el recto o la vagina de los monos una o dos veces a la semana. ¿Los resultados? todos los monos que recibieron placebo fueron infectados, pero ninguno de los monos que recibió el medicamento desarrolló la infección, ¿buenas noticias? Sí, pero me gustaría ser un poco más científico y menos sensacionalista al respecto.

Dejando lo mejor para el final, empezaré con las malas noticias. ¿Recuerdas cuándo pregunté qué pasaría si las personas pudiesen tener un implante que libere un medicamento anti-VIH de forma lenta? Bueno, estos estudios no incluyeron personas, VIH o un implante; dejando el implante de lado, el virus fue liberado de forma lenta y esto es lo que importa, pero vale la pena considerar los otros dos factores.

Primero, los monos no son humanos y aunque son increíblemente similares a nosotros, la historia de la ciencia médica no está segura de que ejemplos de medicamentos que funcionen bien en monos lo hagan tan bien en humanos, un buen ejemplo de qué tan diferentes los humanos y los monos viene de los mismos estudios de Cabotegravir; para que este medicamento actúe en forma adecuada debe tener cierto nivel en la sangre y para alcanzar este nivel los monos necesitaron recibir casi cinco veces más cantidad que los humanos ¡Esto refleja qué tan diferentes somos!

Segundo, aunque el virus dado a los monos es muy similar al VIH, en realidad es un híbrido (una combinación) de VIH con su contraparte en el mono el SIV (Virus de la Inmunodeficiencia Simiana) y en este virus híbrido la parte que es inhibida por Cabotegravir viene del SIV, lo que quiere decir que puede no funcionar tan bien en el VIH. Aunque, las buenas noticias son que Cabotegravir ya ha sido probado en once humanos viviendo con la infección por VIH y sí redujo su carga viral, así que podría funcionar en humanos como PrEP después de todo.

Y finalmente el 100% mostrado en los titulares necesita ser considerado con precaución, ¿por qué?. Bueno, ninguno de los monos en Cabotegravir desarrolló la infección esto quiere decir 14 de 14, es decir el 100% de los monos protegidos, pero ¿qué pasaría si estudiaran 14 monos más y uno de ellos resultara infectado? Esto no sería 100%. En realidad, los autores de uno de los estudios calcularon que aunque ninguno de los monos desarrolló la infección estadísticamente esto significa 96% de protección. A pesar de lo anterior y toda la precaución científica, estos resultados son muy positivos.

Mencioné que los medicamentos que funcionan en animales no siempre lo hacen en humanos, pero la mayoría de las veces sí lo hacen. También, estos resultados fueron obtenidos por dos centros de investigación diferentes, lo cual me agrada mucho, esto es porque cuando un solo grupo de investigación trabaja en algo hay una pequeña probabilidad de que vean lo que desean ver y esto puede resultar en publicar resultados que no son imparciales y finalmente no son ciertos. Pero mientras más grupos independientes de científicos alrededor del mundo obtengan los mismos resultados, más probable es que éstos sean verdaderos. Además, encontré otro punto emocionante en estos estudios: al mirar a los monos que recibieron placebo, se encontró que para infectar 6 de ellos a través de la vagina, los científicos debieron exponerlos al virus 36 veces; esto significa una infectividad del 16%. Esta infectividad fue mayor para aquellos monos expuestos a través del recto, la cual fue de un 46%. Pero, ¿sabes cuál es la infectividad del VIH en humanos con respecto a la eyaculación en la vagina y el recto? 0.1% y 1.5% respectivamente. A primera vista podrías pensar que esta es una debilidad de los estudios porque no simula la situación en humanos, pero cuando piensas al respecto, si el medicamento fue capaz de detener la alta infectividad en monos, ¿qué tan efectivo podría ser contra el VIH en humanos?

Dejando de lado los hechos científicos, este estudio simplemente trae una esperanza. Una esperanza de que esta pueda ser pronto una forma fácil y eficiente de prevenir la transmisión por el VIH. Esperanza de que para las personas que ya tienen la infección por VIH, métodos similares puedan ser desarrollados para controlar la infección, ¿te lo imaginas? En vez de tomar medicamentos todos los días, solamente necesitarían recibir una infección cada ciertas semanas o meses. Y finalmente esperanza de la ciencia, paso a paso nos lleve más cerca de un mundo sin SIDA.

¡Esperamos hayas disfrutado de esta entrada! ¡Comenta, pregunta y síguenos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s