¿Cómo evito exponerme a la infección por el VIH?

La principal forma de evitar la exposición al VIH, es evitando el contacto con mucosas, heridas abiertas y fluidos corporales potencialmente infectados con el virus; para ello, puedes poner en práctica las siguientes acciones:

  • Usar de forma correcta el condón, desde el principio hasta el final en todas las relaciones sexuales sean vaginales, anales u orales.
  • Abstenerte de usar jeringas no esterilizadas y otros elementos corto punzantes no estériles.
  • Evitar el consumo de sustancias psicoactivas que pueden alterar el comportamiento sexual
Anuncios

¿Cuál es la relación entre el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS)?

El riesgo de adquirir o transmitir el VIH aumenta cuando se tiene otra ITS, independiente de si es una enfermedad con una herida abierta como el caso del herpes genital o la sífilis, o sin úlceras aparentes como el caso de la gonorrea. Cualquier proceso infeccioso causa inflamación del tejido lo cual incrementa el número de células donde el virus puede entrar y multiplicarse facilitando su diseminación. Hay estudios que demuestran que las personas con una ITS tienen un riesgo hasta 5 veces mayor de adquirir la infección por el VIH si se exponen, o si ya están infectadas tienen mayor probabilidad de transmitirlo.

¿Qué es una enfermedad oportunista?

La enfermedad oportunista es causada por microorganismos que habitualmente no afectan a las personas que tienen un sistema inmune competente (sano). Cuando el sistema inmune se altera, el microorganismo encuentra la “oportunidad” para causar enfermedad. La mayoría de las personas se encuentra infectadas con estos microorganismos que eventualmente, si las condiciones se dan, empiezan a causar enfermedad, indicando que hay inmunodeficiencia, es decir que ya hay una alteración marcada del sistema inmune. Las enfermedades oportunistas no son exclusivas de pacientes infectados con el  VIH, se pueden presentar en pacientes con otras condiciones asociadas con inmunodeficiencia, como pacientes con cáncer y pacientes trasplantados que reciben terapia inmunosupresora, entre otros.