Si estoy infectado con el VIH, ¿Qué exámenes de laboratorio me van a hacer? Parte IV

Existen algunas infecciones que requieren atención y tratamiento, para descartar su presencia, usamos los siguientes exámenes:

  • Prueba de tuberculina: la realización de esta prueba requiere de dos visitas; inicialmente, te aplican una inyección que busca retar a tu sistema inmunológico para saber si has estado expuesto a la bacteria Mycobacterium tuberculosis causante de tuberculosis y 48-72 horas después, una persona entrenada para dicho fin, leerá la prueba. Si esta es positiva, el médico debe evaluar cuál es la posibilidad de llegues a tener tuberculosis y cuándo administrar el tratamiento. Es muy importante saber que la interpretación de este examen es compleja y que siempre tu médico te debe explicar qué significado tiene el resultado en tu caso particular.
  • IgG para toxoplasma: el Toxoplasma gondii es un parásito que se transmite por consumo de carne, verduras o frutas mal lavadas o con cocción deficiente y por el contacto estrecho con heces de gato. La infección es muy común en la población general y muchas personas no manifiestan ningún síntoma. Sin embargo, los pacientes infectados con VIH que tienen mayor compromiso del sistema inmunológico podrían presentar enfermedades graves, por lo que es importante identificar si ya se ha estado en contacto con este microrganismo para tomar decisiones terapéuticas, o para que sepas que debes ser más cuidadoso a la hora de cocinar y lavar los alimentos para prevenir la infección.

Otras de gran importancia son aquellas que se transmiten por vía sexual, ¡espéralas en el siguiente post!

¡Recuerda seguirnos, comentar, preguntar y compartir nuestro blog!

Anuncios

¿Cuál es la enfermedad oportunista que afecta más frecuentemente a las personas infectadas con el VIH?

La enfermedad oportunista es causada por microorganismos que habitualmente no afectan a las personas que tienen un sistema inmune competente (sano). La frecuencia de las distintas infecciones oportunistas varía según la situación geográfica, ya que depende de la prevalencia de los microrganismos que causan este tipo de infecciones. En términos generales la tuberculosis es la infección oportunista que se presenta con mayor frecuencia en personas infectadas por el VIH-1. De hecho, se considera como el agente causal responsable de la muerte de aproximadamente el 30% de las personas infectadas por el VIH-1, en etapa de SIDA. Cabe resaltar que el área donde se ve más esta coinfección es en África. En Colombia, las infecciones oportunistas más frecuentes son la tuberculosis pulmonar y extrapulmonar y la neumonía causada por Pneumocystis jiroveci.

¿Cuál es la célula a la que el VIH-1 afecta?

Aunque existen varias células del sistema inmune en la cuales el virus puede entrar y replicarse, la principal célula blanco del VIH-1 son una población de linfocitos T conocidos como linfocitos T CD4+, o linfocitos T ayudadores. Los linfocitos T CD4+ son una de las células más importantes ya que actúan como los comandantes de la respuesta inmune a diferentes microorganismos, durante la infección por el VIH-1 hay una destrucción masiva de estas células, causando en la persona infectada una inmunodeficiencia severa que se caracteriza porque el paciente no tiene la capacidad de combatir otras infecciones y eventualmente puede llegar a desarrollar diversos tumores.

¿Por qué la infección por VIH es tan prevalente en los hombres que tienen sexo con hombres?

Existen varias explicaciones. Una de ellas es que durante las relaciones sexuales anales, se presentan rupturas de la piel alrededor del ano, lo que hace que el virus pueda entrar más fácilmente al cuerpo. Además, el virus tiene una gran capacidad de infectar las células del tracto gastrointestinal, entonces cuando entra por el ano es muy fácil que el virus llegue al lugar del intestino que contiene muchas células susceptibles a las infección. Por eso, la recomendación es siempre usar condón.