¿Con cuáles virus podría contagiarme durante las relaciones sexuales sin protección diferentes del VIH?

Algunas infecciones  virales pueden ser trasmitidas durante las relaciones sexuales sin protección, y pueden tener un efecto en diferentes partes del cuerpo de manera simultánea. Presentaremos algunas de estas infecciones causadas por virus indicando sus síntomas y signos principales, además de las formas de transmisión.

Citomegalovirus (CMV):

CMV

El citomegalovirus (CMV)  es un virus ampliamente distribuido; muchas personas están infectadas aunque no sean conscientes de ello, ya que en la mayoría de personas no presentan síntomas porque el virus permanece “escondido” en un estado inactivo. Este virus se transmite a través de fluidos corporales, como la sangre, saliva, orina, semen y lecha materna.  También se puede trasmitir de madre a hijo durante la gestación, particularmente si la madre se infecta durante el embarazo. Los bebés que nacen infectados pueden presentar ictericia (coloración amarilla en la piel y ojos), bajo tamaño y peso al nacer, agrandamiento del bazo e hígado, neumonía y convulsiones. Adicionalmente, pueden no presentar señales de la infección al nacer, pero más adelante pueden experimentar pérdida de la audición y visión.

Las personas que tienen afectado el sistema inmune como los pacientes infectados con VIH pueden presentar los siguientes síntomas o enfermedades: fiebre, neumonía, diarrea, úlceras del tracto digestivo, hepatitis, encefalitis, convulsiones, dificultades en la visión y ceguera.

Virus del Papiloma Humano (VPH)

VPH

Las infecciones con VPH ocurren cuando el virus entra al cuerpo a través de una herida, abrasión o pequeña lesión en la piel, o por  simple contacto con piel infectada durante los diferentes tipos de relaciones sexuales, incluyendo sexo oral.

Existen más de 100 tipos de virus del papiloma humano (VPH); las infecciones con algunos tipos pueden pasar desapercibidas en algunas personas mientras que en otras  pueden causar verrugas en lugares como la planta del pie, cara o cuello, o causar cáncer en cérvix, en el ano, pene, vagina, vulva y garganta. La gravedad de la infección depende del tipo de VPH con que la persona se infecte y de la capacidad del cuerpo, a través del sistema inmune de combatir la infección. Se darán algunos ejemplos de patología asociadas a este virus.

Verrugas genitales: Estas aparecen como ampollas o pequeñas protrusiones; en las mujeres aparecen principalmente en la vulva, pero también pueden aparecen en el ano, cérvix o en la vagina. En los hombres, aparecen en el pene y escroto, o alrededor del ano. Aunque las verrugas genitales no causan dolor, si pueden causar picazón.

verrugas

Cáncer cervical: La gran mayoría de mujeres que desarrollan cáncer de cérvix ni siquiera eran conscientes  que presentan la infección, debido a que durante las etapas iniciales del cáncer cervical, no hay signos, ni síntomas. De ahí la importancia de que las mujeres se realicen pruebas como la citología vaginal, que puede detectar las etapas iniciales de un cáncer.

Anuncios

¿Puedo contagiarme de VIH si solo practico sexo oral con mi pareja infectada?

El VIH tiene diferentes métodos para propagarse en la población, no solo a través del sexo genital. De hecho, es posible contagiarse de VIH a través de cualquier mucosa, ya sea genital, intestinal, conjuntival u oral; sin embargo, no todas estas vías tienen el mismo riesgo de contagio.

A pesar de que la forma más común de transmisión es la sexual, y que el riesgo es mayor en las relaciones anales, seguido de la penetración vaginal, existe un inminente riesgo de contagiarse a través del sexo oral debido a que la persona receptora puede  tener  heridas que permitan la entrada del virus al cuerpo. El verdadero problema yace en detectar dichas heridas, debido a que es muy común tener laceraciones en la mucosa oral ya sea por el cepillado o tras haber comido algo que pudo haber causado una lesión. Bajo este escenario, existe un alto riesgo de que las personas no logren percatarse de que tienen estas heridas, y así considerar que están sanas y no tener ningún tipo de cuidado durante la práctica del sexo oral.

Ha sido considerado que una persona que ha tenido sexo genital sin protección tiene de 5 a 10  veces más riesgo de contraer el virus que una persona que ha tenido sexo oral. Sin embargo, la posibilidad de contraer el virus de este modo existe, por lo que se recomienda utilizar protección como los condones y tener especial cuidado cuando la persona receptora posea heridas que puedan facilitar la transmisión.

Mi sexualidad viviendo con VIH

Sabemos que esta noticia es difícil de afrontar, pero debes saber que tu vida sexual no tiene por qué deteriorarse sólo por tener la infección por VIH; aquí te damos algunas recomendaciones para que la vivas de forma plena, segura y responsable:

  • La sexualidad no es sólo genitalidad, recuerda que los besos, caricias, masajes también son manifestaciones importantes de afecto, indispensables para que tú y tu pareja se sientan más cómodos y a gusto.
  • Si vas a tener relaciones sexuales penetrativas o que impliquen intercambio de fluidos como el semen, sangre o secreciones vaginales, debes usar el condón como método de barrera; este es el único que disminuye en forma significativa la probabilidad de transmisión del virus. Recuerda que le demuestras tu afecto a la otra persona cuando ambos se protegen.
  • Aún si tu pareja tiene VIH es necesario el uso del condón para evitar reinfectarte con otras partículas virales. También debes protegerte para no adquirir otras infecciones de transmisión sexual como la sífilis, el herpes, entre otras que pueden hacer que la infección por VIH progrese más rápidamente.
  • Puedes comentarle a tu pareja que tienes la infección; para esto busca el mejor momento y asesórate con el personal de apoyo en psicología de tu grupo de salud.
  • No te sientas culpable por vivir con la infección, eres una persona valiosa, capaz de ofrecer amor y felicidad a tu pareja.
  • En ocasiones puedes sentir pérdida de interés por el sexo; esto puede deberse a síntomas depresivos o ansiosos. Comenta estos síntomas con el personal de salud; posiblemente te ofrezcan soluciones que no habías considerado.
  • Al inicio puedes experimentar sentimientos de ansiedad o temor por transmitir el virus; para esto, puedes buscar ayuda profesional que te permita recuperar confianza y que te explique las opciones que tienes, adicional al uso del condón, para disminuir el riesgo de infectar a tu pareja. Entre estas opciones está la toma juiciosa y oportuna de los medicamentos antirretrovirales.
  • Te contamos también que todas las personas que viven con el VIH tienen derecho a ser padres/madres y a tener una familia; sin embargo, existe el riesgo de que haya transmisión a tu pareja o al bebé; por eso debes siempre buscar asesoría profesional en este aspecto para buscar alternativas que disminuyan esta probabilidad.

¡Recuerda contactarnos, preguntar y seguirnos!

¿Por qué la infección por VIH es tan prevalente en los hombres que tienen sexo con hombres?

Existen varias explicaciones. Una de ellas es que durante las relaciones sexuales anales, se presentan rupturas de la piel alrededor del ano, lo que hace que el virus pueda entrar más fácilmente al cuerpo. Además, el virus tiene una gran capacidad de infectar las células del tracto gastrointestinal, entonces cuando entra por el ano es muy fácil que el virus llegue al lugar del intestino que contiene muchas células susceptibles a las infección. Por eso, la recomendación es siempre usar condón.

Si la relación sexual no es completa, es decir si no hay eyaculación, ¿no se transmite el VIH?

El VIH está presente en el semen, pero también en los fluidos preseminales, es decir en los fluidos que se producen antes y durante el acto sexual antes de la eyaculación. Entonces, el contacto genital, así haya o no eyaculación, es un factor de riesgo para adquirir la infección por el VIH. Por esta misma razón se debe usar el preservativo desde el inicio de la relación sexual y no solo en el momento de la eyaculación.

¿Los genitales de una persona infectada con el VIH cambian de aspecto y color, y de esta manera se puede identificar las personas con la infección?

No. Los genitales de una persona infectada con el VIH no cambian de aspecto como consecuencia de la infección. Esto sucede cuando la persona además del HIV, tiene otras infecciones como gonorrea, sífilis o papiloma, las cuales a pesar de ser frecuentes en los individuos con VIH, no se presentan en todos los casos.

¿Es el condón eficaz para evitar la trasmisión del VIH?

Los preservativos son una barrera física que previene el paso de microorganismos incluyendo el VIH, por lo tanto previene la transmisión de  diferentes infecciones. Sin embargo, es importante hacer un uso adecuado del condón, lo cual implica usarlo desde el inicio de la relación y no solo en el momento de la eyaculación; comprobar que no esté roto y se debe verificar la fecha de caducidad (expiración).